viernes, 8 de enero de 2010

El consumo irresponsable

Todo consumidor antes de disponerse a comprar cualquier producto debería pararse a pensar en las repercusiones que esa acción tiene para el medio ambiente, porque el modelo de consumo de los países sigue una línea basada en la optimización de los beneficios a costa de la destrucción de los recursos naturales.Otras cuestiones relevantes que debemos plantearnos son ¿De dónde vienen los productos que consumimos? ¿Quiénes los elaboraron y a cambio de cuánto?





Los consumidores tienen que tomar consciencia de que al contrario de lo que muchos creen no se puede continuar pensando que el uso que se hace de la energía tan indiscriminado carece de consecuencias sobre nuestro planeta, y que los recursos que tenemos para sostener esta producción, ascendente con el paso del tiempo, son ilimitados. 



1 comentario:

fernanda dijo...

me ayudo tu blog gracias XD